Vacaciones de invierno

  • por

Vacaciones de invierno: Rainbow te acerca distintas opciones para entretener  a los chicos y disfrutar junto a ellos durante los días sin clases

El receso invernal es la oportunidad para descargar energías, descansar y, sobre todo, divertirse. Armar un esquema que incluya entretenimiento y aprendizaje ya no es tan difícil aunque se necesita tiempo, pero por sobre todo ganas, para poder brindarle a los hijos atención de calidad.

Desde Rainbow, consideramos que jugar juntos fortalece los vínculos afectivos; los chicos se divierten, disfrutan y aprenden. Por ello, con nuestras colecciones, los invitamos a divertirse en cualquier ocasión del año con prendas cómodas a puro color entre arcoiris, corazones y estrellas dibujados a mano alzada en prendas originales y descontracturadas. 

El niño es per sé un inventor que hace experimentos con sus propias ideas y accede a la cultura jugando. Tampoco es el costo del juguete lo importante, basta con ver que muchas veces se fascina con la caja o el envoltorio. En cualquier caso, es fundamental, principalmente en este contexto, que los adultos responsables estimulen y acompañen a los niños en el juego y, especialmente, que propicien recrear lo cotidiano para despertar su imaginación.

Para vivir estos días a puro juego y diversión, Rainbow comparte algunas opciones atractivas para entretenerse junto a los más chicos durante los días sin clases preguntándonos qué nos gustaría hacer juntos en casa y qué nos hace bien compartir. 

Juguetes no estructurados: aquellos que despliegan el juego simbólico, como por ejemplo:  bloques de madera, piedras, palos, tronquitos de todo tipo, caracoles, piñas, cajas de cartón, etc.

Juegos físicos e intelectuales: crear espacio y acompañar creando con ellos diferentes actividades como lecturas de cuentos, armado de estructuras, dibujos para colorear con diferentes elementos y cualquier otra alternativa que los estimule y los ayude a desarrollarse adecuadamente. 

Actividades en movimiento: implican movilidad del cuerpo para aquellos momentos en los que queremos soltar energía; correr, bailar, saltar, hacer equilibrio. Además, existen infinitos juegos en los que puede implementarse el juego junto con el movimiento: jugar a las escondidas, saltar a la soga, andar en bicicleta, hasta algo más elaborado como un circuito de obstáculos o una búsqueda del tesoro.

Frente a las pantallas*: las nuevas tecnologías forman parte integral de la vida cotidiana de niños y adolescentes, y es una certeza que ocupan un lugar protagónico también en su futuro. En este sentido, la tecnología ofrece infinitas alternativas para entretenerse en “modo electrónico”. No sólo con una amplia variedad de juegos online (formato compartido y/o individual) para todo tipo de edades y estilos, también frente a la pantalla se puede disfrutar de ver películas, series y hasta entretenidos documentales que enseñan al mismo tiempo que entretienen.

*Se recomienda prohibir los dispositivos electrónicos hasta los 2 años y a partir de esta edad con uso acotado en tiempo por día. 

Otras ideas muy simples, pero que pueden volver divertido y especial un día cualquiera, pueden ser:

  • Jugar a los juegos de antes, como el «veo veo» o «dígalo con mímica»
  •  Juegos de dados
  •  Sólo conversar y escuchar: contar anécdotas y escuchar las de los niños
  • Juegos de cartas
  • Arreglar, reparar juguetes, ordenar la casa
  • Aprender a pasar tiempo juntos, cada uno dedicado a lo suyo
  • Simplemente descansar
  •  Escuchar y hacer música, hacer instrumentos musicales, jugar al karaoke
  • Conocer más sobre el mundo
  • Construir un refugio
  • Recortar figuras y armar una historia
  • Escribir cuentos e historias de familia
  • Preparar la merienda, quizá cocinando algo rico!
  • Aprender alguna labor manual: tejer, coser, bordar
  • Plantar, cuidar plantas, armar un pequeño huerto. 
  • Jugar con globos
  • Hacer meditación, relajación y yoga
  • Ejercicios en colchoneta
  • Disfraces
  • Dependiendo de cada situación y contexto, compartir tiempo con los seres queridos como primos, abuelos, amigos.
  • Jugar juegos de ingenio
  • Rompecabezas
  • Hacer casas con cajas de cartón, sillas y frazadas para los peluches
  • Grabar videos
  • Cocinar y escribir recetas
  • Hacer campeonatos de chistes
  • Jugar con las mascotas
  • Hacer una pista de autos
  • Hacer avioncitos y barquitos de papel
  • Revisar cajones llenos de «tesoros», de fotos y objetos
  • Teatro de sombras en casa
  • Hacer un teatro de títeres
  • Juntar los juguetes con los que ya no jugamos para donar
  • Hacer experimentos sencillos

Considerando estas simples sugerencias, no quedan dudas de que los adultos también somos altamente beneficiados al despertar y mantener vivo nuestro niño interior, que en definitiva es donde emana esa tremenda energía, independientemente de la edad que tengamos. 

Jugar es una gran actividad para todas las edades, ¡Aprovechemos las vacaciones de invierno para divertirnos junto a los niños! Desde Rainbow, estamos convencidos de que los niños tienen todo un mundo por descubrir y, para ello, nada mejor que incentivarlos a imaginar mundos nuevos y crear momentos mágicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.